Loading...

Para entender qué es el Internet of things y por qué es tan importante, tenemos que profundizar en el concepto. Sus aplicaciones se extenderán próximamente a todos los terrenos de la vida, y si queremos saber a qué nos enfrentamos, tenemos que conocerlo. Para los futuros estudiantes de máster en Internet of Things, este es un excelente punto de partida. ¡Comenzamos a desentrañar los detalles de esta tecnología! Pero antes…

Repasamos: ¿qué es el Internet of Things?

El Internet de las cosas (Internet of Thing)  es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. ​ Alternativamente, Internet de las cosas es la conexión de Internet con más “cosas u objetos” que personas.  También se suele conocer como Internet de todas las cosas o Internet en las cosas. Si objetos de la vida cotidiana tuvieran incorporadas etiquetas de radio, podrían ser identificados y gestionados por otros equipos, de la misma manera que si lo fuesen por seres humanos.

El concepto de Internet de las cosas fue propuesto por Kevin Ashton en el Auto-ID Center del MIT en 1999, ​ donde se realizaban investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencia en red (RFID) y tecnologías de sensores.

Actualmente, el término Internet de las cosas se usa con una denotación de conexión avanzada de dispositivos, sistemas y servicios que va más allá del tradicional M2M (máquina a máquina) y cubre una amplia variedad de protocolos, dominios y aplicaciones. ​ El servicio touchatag de Alcatel-Lucent y el gadget Violeta Mirror pueden proporcionar un enfoque de orientación pragmática a los consumidores del Internet de las cosas, por el que cualquiera puede enlazar elementos del mundo real al mundo en línea utilizando las etiquetas RFID.

Características del IoT

Inteligencia

El Internet de las cosas probablemente será “no determinista” y de red abierta (ciberespacio), en la que entidades inteligentes auto-organizadas (servicio Web, componentes SOA) u objetos virtuales (avatares) serán interoperables y capaces de actuar de forma independiente (que persiguen objetivos propios o compartidos), en función del contexto, las circunstancias o el ambiente. Se generará una Inteligencia Ambiental (construida en Computación ubicua).

La versión industrial del IoT se conoce como IoT, Industrial Internet of Things, de sus siglas en inglés. Incluirá determinismo, fiabilidad y sincronismo.

Arquitectura

El sistema será probablemente un ejemplo de arquitectura orientada a eventos, construida de abajo hacia arriba. Es decir, basada en el contexto de procesos y operaciones, en tiempo real) y tendrá en consideración cualquier nivel adicional. Por lo tanto, el modelo orientado a eventos y el enfoque funcional coexistirán con nuevos modelos capaces de tratar excepciones y la evolución insólita de procesos (Sistema multi-agente, B-ADSC, etc.).

En una Internet de las Cosas, el significado de un evento no estará necesariamente basado en modelos determinísticos o sintácticos. Posiblemente se base en el contexto del propio evento. Así, será también una Web Semántica. En consecuencia, no serán estrictamente necesarias normas comunes que no serían capaces de manejar todos los contextos o usos: algunos actores (servicios, componentes, avatares) estarán auto referenciados de forma coordinada y, si fuera necesario, se adaptarían a normas comunes (para predecir algo sólo sería necesario definir una “finalidad global”, algo que no es posible con ninguno de los actuales enfoques y normas).

¿Sistema caótico o complejo?

En semi-bucles abiertos o cerrados (es decir, las cadenas de valor, siempre que sean una finalidad global pueden ser resueltas), por lo tanto, serán consideradas y estudiadas como un Sistema complejo, debido a la gran cantidad de enlaces diferentes e interacciones entre agentes autónomos, y su capacidad para integrar a nuevos actores.

En la etapa global (de bucle abierto completo), probablemente esto será visto como una caótica medioambiental (siempre que los sistemas tengan siempre finalidad).

Consideraciones temporales

En esta Internet de los objetos, hecha de miles de millones de eventos paralelos y simultáneos, el tiempo ya no será utilizado como una dimensión común y lineal, sino que dependerá de la entidad de los objetos, procesos, sistema de información, etc. Este Internet de las cosas tendrá que basarse en los sistemas de TI en paralelo masivo (computación paralela).

Hasta aquí todas las características del Internet of things. Vemos que se trata de una tecnología compleja, con términos complicados que son precisos de asimilar estudiando. Si te gustaría entender todas estas características al detalle, te recomendamos iniciar tus estudios en un máster especializado. En la Universidad de Alcalá ofertamos un máster en Internet de las Cosas que te proporcionará todos los saberes necesarios. ¿Listo para la revolución? ¡Súmate! ¡Te esperamos!

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    DIRECCIÓN
    Madrid (España)
    EMAIL DE CONTACTO
     Anterior  Todos Siguiente