Loading...

El futuro es de los datos: IoT y sus aportaciones a Big Data

Publicado 27 agosto Por Máster IoTEn Internet of ThingsEtiquetas formacion iot, internet of things, iot microsoft, master internet de las cosas, master iot, the internet of things0 comentarios

El Internet de las cosas (IoT), es la tercera ola emergente en el desarrollo de Internet. Es una red de objetos físicos a la que se puede acceder a través de Internet. Los objetos a los que nos referimos son, como ya sabemos, elementos diarios como lavavajillas y automóviles, que contienen tecnología incorporada que puede interactuar con un entorno externo o regular estados internos. Ahora bien, a todo esto se le está sumando el uso de otra tecnología: ¡Big Data! ¿Qué ventajas nos traerá esta fusión tecnológica? ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¡Lo investigamos aquí!

Big Data e Internet de las cosas

Habrá una gran cantidad de datos que IoT generará, y en el mundo de hoy, los datos bien analizados son extremadamente valiosos. Actualmente, se sabe que se han generado más datos en todo el siglo XXI que en toda la historia de la humanidad. ¡Increíble!

El impacto de esto se dejará sentir en todo el universo de Big Data que, a su vez, obligará a las empresas a actualizar rápidamente sus procesos, herramientas y tecnología actuales para acomodar volúmenes de datos masivos y aprovechar los conocimientos que Big Data proporcionará.

¿Cómo se van a almacenar todos estos datos?

Lo primero que viene a la mente cuando se habla de Big Data e IoT es el aumento en el volumen de datos que afectarán el marco de almacenamiento de datos de las empresas. Los centros de datos deberán configurarse para manejar toda esta carga de datos adicional.

Teniendo en cuenta el enorme impacto que IoT tendrá en la infraestructura de almacenamiento de datos, las organizaciones han comenzado a avanzar hacia el modelo de plataforma como servicio, una solución basada en la nube, en lugar de mantener su propia infraestructura de almacenamiento. A diferencia de los sistemas de datos internos que deben actualizarse constantemente a medida que aumenta la carga de datos.

Las opciones de almacenamiento en la nube incluyen modelos públicos, privados y híbridos. Si una empresa tiene datos sensibles que están sujetos a cualquier requisito de cumplimiento normativo que requiera mayor seguridad, usar una nube privada sería la mejor opción. Para otras compañías, una nube pública o híbrida se puede usar para el almacenamiento de datos de IoT.

Las empresas tendrán que adaptar sus tecnologías Big Data

La mayoría de las organizaciones tendrán que adaptar sus tecnologías para poder manejar las grandes cantidades de datos de IoT que les llegarán.

El aspecto más importante es poder recibir eventos desde dispositivos vinculados a IoT. Muy pronto, los dispositivos se pueden conectar entre sí a través de Bluetooth, Wi-Fi o cualquier otra tecnología, y deberán enviar los mensajes requeridos a los intermediarios mediante un protocolo bien definido.

Una vez que se han recibido los datos, el siguiente paso es encontrar la mejor plataforma tecnológica para almacenar datos de IoT. Sin embargo, las bases de datos NoSQL son más adecuadas para los datos IoT ya que ofrecen baja latencia y alto rendimiento. Estos tipos de bases de datos son sin esquema y admiten flexibilidad, a la vez que brindan a los usuarios la opción de agregar nuevos tipos de eventos fácilmente.

Cuestiones de seguridad de datos

Los dispositivos que conformarán el IoT, así como los tipos de datos que generan, variarán por naturaleza. Los tipos de datos incluirán datos brutos, datos procesados, protocolos de comunicación y por lo tanto tendrán diferentes riesgos de seguridad de datos.

IoT todavía es muy nuevo para los profesionales de la seguridad, que carecen de la experiencia necesaria para manejar las amenazas de seguridad basadas en la IoT de manera efectiva, lo que a su vez aumenta los riesgos. Los ataques de cualquier tipo pueden amenazar más que solo los datos. También existe el riesgo de daños a los dispositivos conectados a la red.

En este tipo de mundo, será necesario que las organizaciones realicen cambios cruciales en su panorama de seguridad. Los dispositivos IoT vendrán en varios tamaños y formas, y estarán ubicados fuera de la red, pero también deben poder comunicarse con las aplicaciones corporativas.

Por lo tanto, cada dispositivo debe tener un identificador de no repudio para fines de autenticación. Las empresas necesitan saber que están obteniendo sus datos de la fuente correcta y deberían poder almacenarlos para realizar una auditoría.

Un sistema de varias capas para la seguridad y la segmentación adecuada de la red ayudará a prevenir ataques y evitará que corrompan las otras partes de la red. Un sistema IoT que se haya configurado correctamente seguirá una política de control de acceso a la red finamente ajustada para verificar a cuál de los muchos dispositivos IoT se le permite conectarse.

El Internet de las cosas (IoT) ahora mismo esta teniendo gran repercusión en la actualidad y con un gran futuro por delante, por ello estudiar el máster en Internet Of Things te dará unas gran oportunidades en el entorno laboral.

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    DIRECCIÓN
    Madrid (España)
    EMAIL DE CONTACTO
     Anterior  Todos Siguiente